Primer encuentro

Como ya sabéis, el sábado 07/04/2018 fue nuestro primer encuentro.

Vuelvo de esta primera reunión con algunas reflexiones, ahí van:

De entrada decir que las que se interesaron fueron exclusivamente mujeres. No me sorprende

Somos una franja amplia de la población femenina afectada por el impacto de la falta de hijos.

Se que la maternidad/paternidad es un tema en la vida de cada persona, pero creo que lo es más para las mujeres.

Intentaré argumental el porque considero esto:

En la sociedad patriarcal en la que hemos  crecido, ya desde que nacemos se no va inculcando el rol de género que debemos desempeñar.

A las niñas nos regalan muñecas, cochecitos de bebé, cunitas, y tenemos la oportunidad de achuchar muñecos, dormirlos, alimentarlos durante tantos años que queda impregnado en nuestra genética el cuidado de un pequeño ser.

La condición biológica de ser capaces de crear una personita dentro nuestro, es decir, tener todo el equipamiento para llevarlo a cabo también nos condiciona.

El mito del amor romántico tan divulgado desde múltiples formatos: películas, novelas, TV, religión..etc, nos inducen a imitar los mismos modelos de familia que nos proponen. y no solo eso, sino a articular nuestra vida a través del nacer, crecer, reproducirse y morir.

La presunción de que una mujer no està completa si no pasa por la maternidad, la visión de que ser mujer es ser madre.

Por todo lo anterior expuesto creo que la procreación, ser madres en definitiva, es un hito en nuestras vidas. Tanto si se llega a la maternidad como si se renuncia a ella.

La mujer que no desea hijos también debe haber tenido un diálogo interno y serio sobre el tema.

En fin, después de soltar todo esto, creo que ninguna mujer que haya deseado tener  hijos y no lo haya conseguido es inmune a conocer esa punzada de dolor que le producen algunas situaciones o comentarios de la vida diaria, tanto sea con la familia, amigos o en su trabajo.

La no maternidad cuando no ha sido deseada puede causar estragos emocionales en la persona que la sufre, además en ocasiones es vivida en soledad y con vergüenza.

Los arquetipos sociales imperantes de mujeres sin hijos tampoco ayudan: la madrastra, la solterona, la bruja, la loca de los gatos…

Lo que sorprende es que una se adapte a vivir con ese run run en el estómago o en el corazón.

Todo esto junto nos debilita, es como cargar con una mochila todo el día

Somos muchas cada una en pequeñas celdas viviendo su propio drama, incomunicadas y tristes.

Según el Informe Mundial de Fertilidad del año 2013, en España el 21.6 % de las mujeres llegan a la edad de 44 años sin hijos. Ha aumentado el número desde el último informe del año 1995, en el qual el dato era solo el 13.7 % de mujeres en el mismo rango de edad.

Se calcula que del 100% de mujeres que llegan a 44 sin hijos, solo entre el 3 y el 8 % lo hacen por voluntad propia.

Esto es estadística pura y dura.

¿Así que chicas?

¿Que es lo que nos impide levantar la vista, mirarnos y reconocernos entre la multitud?

Nada

Solo tomar consciencia que es una cosa que nos está pasando a una cantidad no desestimable de mujeres.

Es difícil, lo se.
Somos las parias del sistema basado en la exaltación de la maternidad. Las que nos quedamos en el camino…

Pero somos muchas, y cada vez seremos más según las previsiones.

Empecemos a hablar entre nosotras de esto. Salgamos del armario.

Como todo en la vida, solo es empezar !!

Así que ya sabéis que al menos hay una colmena abierta cada primer sábado de mes, durante dos horas para juntarnos y contarnos lo que nos apetezca.

Hoy hemos conquistado ese espacio de intercambio, hemos encontrado nuestra tribu !!!

Salud

Photo by Matthew Henry on Unsplash

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *